RSS

Errores

En esta página hemos compilado los emf’s (errores más frecuentes) cometidos por los alumnos en su período de tutoría.

Se trata de una manera de hacer más eficientes los aprendizajes, ya que se presentan aquí, de un modo estructurado y de fácil localización, por parte de los aprendientes.

En lo sucesivo, el alumno tiene que consultar primero esta página, antes de efectuar su consulta puntual al tutor en línea, caso contrario será directamente remitido a ésta, sin más explicaciones. Es altamente probable que el alumno encuentre la respuesta a su duda, dentro de esta estructura de respuestas sistemátizadas.

En casos extremos de dudas permanentes, o para un aprendizaje más comprometido, se sugiere la impresión completa de esta página (ver como se imprime una página web en este mismo documento), pulsando el icono de la impresora en la barra de herramientas de la página.

Normas aplicadas a las correcciones de tutoría

  1. Dentro de los textos de mensajes y otros que deban tutorizarse, se acuerda aplicar el color rojo para indicar los errores (ortográficos y otros), para faltantes el color fucsia y para mostrar textos de aclaraciones, el color verde.
  2. Para indicar un campo de escritura se aplicarán estas barras delimitadoras |Campo|. Por ejemplo el campo de escritura del nickname en la ventana de Chat CIFH, donde aparecería referenciado como |SuNombre|.
  3. Para indicar los botones que deban pulsarse, a sus nombres se los encerrará entre corchetes [Botón]. Por ejemplo el tan utilizado botón [Enviar] en los formularios.
  4. Cuando los profesores deseen indicar un camino de opciones a seguir a partir de un menú extenso (muy ramificado), se usará como separador la barra vertical. Por ejemplo, para acceder a las Opciones de Internet en el navegador Internet Explorer, se debe entrar a: Herramientas | Opciones | solapa correspondiente | etc.
  5. En cuanto a la redacción de las consignas de: tareas de Internet, trabajos prácticos, o cuestionarios de exámenes; se ha adoptado la convención de subrayar las *acciones concretas* solicitadas al alumno, marcando en negrita el *objeto de referencia* de la consigna y escribir en cursiva los *datos complementarios* para su ejecución sin ambigüedades. También dentro de un mensajes de texto plano, en donde no están presentes las características de enfatización, se acude a destacar las palabras encerrándolas entre *asteriscos*.
  6. Las correcciones tienen lugar obligadamente cuando el trabajo está observado, ya que se han detectado fallas o equivocaciones que es necesario actuar en su corrección. Esto debe hacerse hasta alcanzar la calificación suficiente de aceptado, o la máxima de superado.
  7. Cuando el trabajo tiene -en vigencia- una calificación de aceptado, en principio, no sería necesaria ya ninguna acción; pero, si el alumno desea ir en busca de la excelencia en sus trabajos, o simplemente desea mejorar el promedio para la nota final; puede actuar correctivamente con la intención de elevar su calificación al máximo de superado. En general, ésta debería ser la actitud deseable de todos los alumnos.
  8. En el caso de una calificación de observado, debe actuarse correctivamente solo en la sección que está observada por el docentes.

La escritura con LETRAS MAYÚSCULAS

Las letras mayúsculas permiten la escritura agradable de los textos porque les otorgan el relieve necesario para poner de manifiesto determinadas características de importancia de las palabras. Deben ser usadas con mesura en cualquier texto, pero atendiendo las siguientes premisas:

    1. Debe escribirse con mayúsculas las primeras letras de una frase u oración. Siempre que se comienza a escribir, debe hacerse con mayúsculas en cualquier contexto de escritura, un mensaje de correo electrónico no tiene porqué ser la excepción.
    2. Los textos de mensajes de correo electrónico nunca deben ser escritos todo en mayúsculas. Con ello, no solo se dificulta la lectura de los mensajes -por carecer del relieve citado-, sino que (según las reglas de etiqueta, impuestas de facto, entre la comunidad de internautas) se interpreta como que el escribiente emisor ESTÁ GRITANDO. Y, por supuesto, es tomado como una descortesía, como en toda otra relación humana.
    3. Todos los nombres propios deben llevar su sigla en mayúscula. Por ejemplo Juan, mi amigo; también Sultán, mi perro. Esta regla gramatical debe ser cuidada en todos los contextos de un mensaje de correo electrónico. Es por eso que deben ser corregidos nuestro(s) Nombres(s) y Apellido(s) que utilizáramos para suscribirnos. Por ejemplo: juan garcia es incorrecto, mientras que Juan García es correcto. Para corregir los Nombres y Apellidos con los que el alumno se ha suscrito, es necesario acceder a la modificación del perfil personal de los suscriptores a las casillas de correo, que se accede normalmente a través de opciones como Preferencias o simplemente Opciones de configuración, depende estrictamente de la interfase que utiliza el proveedor de la casilla de correo.
Esto es lo que dice la RAE sobre
“Las mayúsculas en el nombre de los planetas”
por Ricardo Soca, desde:
http://espanol.groups.yahoo.com/group/punto_y_coma/

 

3.2.11. Los nombres de galaxias, constelaciones, estrellas, planetas o satélites: la Vía Láctea, la Osa Mayor, la Estrella Polar, Venus, Ganímedes. Las palabras Sol y Luna solo suelen escribirse con mayúscula inicial en textos científicos de temática astronómica, en los que designan los respectivos astros: «Entre la esfera de fuego y la de las estrellas fijas están situadas las esferas de los distintos planetas, empezando por la esfera de la Luna, y a continuación las esferas de Mercurio, Venus, el Sol, Marte, Júpiter y Saturno» (Torroja Sistemas [Esp. 1981]); pero, excepto en este tipo de textos, se escriben normalmente con minúscula: El sol lucía esplendoroso esa mañana; Hace un sol de justicia; Entra mucho sol por la ventana; Negros nubarrones ocultaron la luna por completo; Me pongo muy nervioso cuando hay luna llena; Me quedé a la luna de Valencia. En el caso de Tierra, se escribe con mayúscula cuando designa el planeta: «Dios le hizo ver las estrellas jamás vistas desde la Tierra» (Fuentes Naranjo [Méx. 1993]). En el resto de sentidos, se escribe con minúscula: El avión tomó tierra; Esta tierra es muy fértil; He vuelto a la tierra de mis mayores. www.rae.es

¿Se tildan las letras acentuadas en las palabras escritas con mayúsculas?

Por supuesto que . Este problema proviene de la época en que se escribía con máquinas de escribir mecánicas, en donde la tilde colocada sobre las mayúsculas provocaba una gran improlijidad. A partir de esta creencia ortográfica errónea, se alimentó el mito de que “las mayúsculas no se acentúan” (tildan). Todas las letras que, formando parte de palabras, lleven acento ortográfico, deben ser tildadas independientemente de cómo se escriban, con mayúsculas o con minúsculas. Esto significa, más sencillamente, que las MAYÚSCULAS TAMBIÉN llevan marcado el acento ortográfico (llevan tilde).

La doble ortografía de los nombres y apellidos

Los apellidos como Díaz, Pérez, Gómez y otros similares, tienen una doble ortografía. Una de ellas que podríamos denominar ortografía legal, es derivada de la manera con que fueron inscriptos en el Registro Civil de las Personas. Ella depende esencialmente de la forma -con tilde o sin él- con que fueron anotadas estas personas en el registro mencionado, en el momento de sus nacimientos. Esta ortografía tiene validez únicamente en los ámbitos jurídico-legales a los que estos apellidos se verían considerados. La “otra” ortografía, la ortografía gramatical, toma más en cuenta la gramática de nuestra lengua para la escritura corriente y recta de estos apellidos.

En todos nuestros ambientes telemáticos, se respetará la ortografía gramatical, que toma ejemplos de la escritura correcta de nuestra lengua. Concretamente entonces: desecharemos la forma con que estos apellidos figuran “anotados” en los documentos de identidad de estas personas (Registro Civil de las Personas), tomaremos: Díaz en lugar de Diaz, Pérez en lugar de Perez, Gómez en lugar de Gomez, etc.

Los mismos razonamientos son aplicables a nombres como: Andrés, Raúl, Tristán, etc.; los que deben ser escritos así como se los ve aquí… siempre; salvo que se trate de escritos judiciales, que deberán escribirse exactamente como fueron estampados tal como aparecen en sus documentos de identidad.

Una curiosidad: respecto del nombre Oscar, en todas las partes del mundo se pronuncia “Óscar”, solo en la Argentina se pronuncia “Oscár”, y como para rematar, debe ser escrito como “Oscar” en todos los idiomas. Se escribe en todas partes de la misma manera y solo en Argentina se pronuncia diferente.

Cómo forzar la aparición de las páginas web actualizadas de un sitio web

En los períodos activos de desarrollo de las páginas web, de nuestros sitios, se sufren continuas y muy frecuentes actualizaciones (como la actualización de la página que se está viendo ahora); debido principalmente a correcciones de errores de operación, detectados por los alumnos.

Para que sea posible tener en nuestros monitores mostrar siempre las últimas versiones de las páginas corregidas, es necesario eliminar los archivos que conforman la memoria de captura (caché) de nuestras computadoras de la red de trabajo. Para ejecutar estas operaciones de limpieza, en el navegador Internet Explorer o Mozilla Firefox, simplemente seguimos estas instrucciones:

En la barra de menú optamos por Herramientas | Opciones de Internet… | General | (solapa). Una vez dentro de la solapa General, se debe pulsar el botón [Eliminar archivos…], cuidando de no confundirse con el botón [Eliminar cookies…].

Son instrucciones que corresponden al sistema operativo Windows XP profesional. De esta manera se eliminarán las antiguas páginas guardadas en nuestras computadoras de trabajo (que son conservadas con el fin de acelerar su acceso cuando estas son invocadas), para dar lugar a que sean bajadas las nuevas versiones. En Mozilla Firefox existe un procedimiento similar.

Digamos -de paso- que si se llegaran a observar anomalías en el funcionamiento normal o en el comportamiento esperable de una computadora, es posible acceder a la página de requerimientos técnicos para probar las diferentes soluciones a reconocidos problemas que allí mismo se comentan.

¿Qué es el “acuse de recibo”?

En términos generales el acuse de recibo, es un mensaje (de cualquier tipo o naturaleza) muy breve, que se retorna con el fin de confirmar la recepción un primero (del que se desea constatar su recepción). En el correo electrónico, el “acuse de recibo” es el equivalente electrónico del “aviso de retorno“, en el correo postal tradicional.

En el caso del correo electrónico existen las siguientes variantes para el acuse de recibo.

Confirmación de retorno. ¿En qué consiste? ¿Cuándo es aplicable?
acuse de recibo Breve mensaje de correo cuyo texto advierte a su destinatario que ya fue recibido el mensaje original, el que dio origen a la solicitud del “acuse“. Cuando el novel suscriptor de una flamante casilla de correo, desea avisar a sus amigos y familiares de que ya está operativa su nueva casilla de correo, lista para usarse.
confirmación de lectura No llega a ser un mensaje, sino solo una característica de las modernos buzones de correo electrónicos. Solo si el receptor acepta voluntariamente responder, tendremos la confirmación de retorno. Cuando se desea tener la seguridad de que nuestro destinatario ha recibido y leído nuestro importante mensaje. Marcamos la casilla que permite tener una confirmación de lectura.
confirmación de dirección Idéntico al anterior. Se acostumbra denominarlo “acuse de recibo inverso Cuando el emisor desea tener la certeza de que la dirección de su destinatario está operativa; antes de enviarle un importante mensaje.

El primero es el que solicitamos entre las consignas de una de las tareas de Internet.

Cómo solicitar un “acuse de recibo” correctamente

La norma que se describe en este punto, es obligatoria solo en nuestro ámbito educativo, ya que su cometido es cumplido exclusivamente dentro de este ámbito. Persigue estandarizar procedimientos, lo que a su vez facilita enormemente la tarea de tutoría y aprendizaje. Disponemos de un modelo estándar de mensaje de solicitud de “acuse de recibo” que puede ser observado y aplicado desde el instructivo de la TAREA 1.

El modelo estándar debe ser copiado al formulario de mensaje nuevo, exactamente como se lo presenta en la consigna que se suministra a los alumnos en cada año lectivo.

 

Cómo corregir los ‘datos personales’ en GMail

Algo que tenía pendiente es marcarles el camino completo de acceso a la corrección de los datos personales del usuario de Yahoo.es.
Para esto, lo primero es ingresar a la correspondiente casilla de correo. Una vez dentro de la casilla personal de correo de cada suscriptor de Yahoo.es, debemos seguir este camino: Opciones | Información de cuenta | Información de contacto.
Es pertinente aclarar que este problema es generado originalmente en el poco cuidado que ponen los suscriptores de la casilla de correo, al aportar sus datos personales iniciales equivocadamente digitados, en la operación de suscripción. Otra aclaración: en cada uno de los pasos descritos anteriormente se pedirá reiteradamente el nombre de usuario y la contraseña por razones de seguridad.

¿Que es un mensaje vacío?

Es un formulario de redacción de un mensaje por enviar, en donde todos los campos de escrituras están vacíos (sin texto), pero solamente el campo PARA: contiene la dirección del destinatario ( a donde se lo desea enviar).

 

APÉNDICES

A.1. “La ortografía en la era digital digital”

Una de las recomendaciones en la gran mayoría de técnicas para la escritura creativa es olvidarse de la ortografía y gramática mientras se escribe. Las escuelas y los maestros de primaria o estudios básicos han logrado hacer prevalecer la memorización de reglas sobre la creatividad y desarrollo de las ideas. Como consecuencia los adolescentes y jóvenes se reprimen cuando se les piden ensayos o cuentos en los talleres de escritura (llamados normalmente “de redacción”). Por preocuparse en seguir las reglas se olvidan de lo que quieren expresar. En cambio, si se les pide que escriban sin preocuparse por la ortografía y redacción, uno descubre verdaderos escritores potenciales.

Por supuesto hay que aprender que la corrección viene con la reescritura. Cuando Shakespeare y Cervantes vivían, no existían los manuales de ortografía. Antes de refundar el arte dramático y de inventar la novela, cada uno respectivamente, sus maestros no les restringieron la creatividad con memorizaciones inútiles.

Sin embargo, con las nuevas tecnologías de la información la ortografía toma una nueva dimensión e importancia. Una palabra mal escrita (sea por desconocimiento o por error) se hace prácticamente ilocalizable en un motor de búsqueda o causa duplicidades e incoherencias en las bases de datos.

Los resultados en las búsquedas de Google, por ejemplo, son notoriamente distintos si se usan con acentos o sin ellos. Ya no digamos si además cambiamos una “v” por “b”. Algunos de estos motores de búsqueda sugieren nuevas palabras cuando consideran que puede haber un error en la que utilizamos. Lo peor de todo es que aún si utilizamos la palabra adecuada en la búsqueda, nada nos garantiza que el autor del documento que buscamos haya escrito correctamente el término.

La puntuación y el uso de mayúsculas o minúsculas no necesariamente es importante. De hecho es irrelevante en la mayoría de los analizadores de texto básicos. Afortunadamente están los correctores ortográficos, que en mayor o menor medida, son una compañía indispensable. Los errores tipográficos o “de dedo” son detectables de inmediato.

En una empresa se convierte en norma indispensable que los empleados escriban correctamente los datos que dan de alta en la computadora. El nombre de un nuevo cliente puede perderse si no es escrito tal y como debe ser. En la web no es posible establecer una norma que defienda el uso de una buena ortografía. Afortunadamente, sin embargo, el mal uso de las letras pagan el precio del descuido: quedar enterrados bajo una avalancha de resultados en los motores de búsqueda.

Ficha técnica
La ortografía en la era digital
Adolfo Ramírez Corona ©

Lunes, 25 de marzo de 2002
http://adolforamirez.com/archivo/la_ortografa_enID0064.html

 

A.2. “Simplifiquemos la gramática y jubilemos a la ortografía”

¿Alguien adivina quién es el autor de estas ideas?: simplifiquemos la gramática antes de que la gramática termine por simplificarnos a nosotros (…) Jubilemos la ortografía, terror del ser humano desde la cuna: enterremos las haches rupestres, firmemos un tratado de límites entre la ge y jota, y pongamos más uso de razón en los acentos escritos, que al fin y al cabo nadie ha de leer lagrima donde diga lágrima ni confundirá revolver con revólver.

¿Y qué de nuestra be de burro y nuestra uve de vaca, que los abuelos españoles nos trajeron como si fueran dos y siempre sobra una?

El artículo no es reciente (está fechado en 1997), pero es un texto que todo obsesivo a la gramática y la ortografía debería leer. Se presta a la polémica, pero el hecho de que esté escrito por Gabriel García Márquez, le da mucha autoridad. (Hay que recordar 100 Años de Soledad o El Otoño del Patriarca).

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: